México: Consejos para una alimentación saludable de los niños

México: Consejos para una alimentación saludable de los niños

A esa edad, en los niños se está produciendo el crecimiento y desarrollo de los huesos, dientes, músculos y sangre, necesitan una gran variedad de nutrientes a proporción de su tamaño. En realidad muchas de las alergias, deficiencias nutricionales, trastornos de hiperactividad con déficit de atención y autismo, se pueden prevenir con una dieta rica en nutrientes necesarios para él o ella.

No existe mejor alimentación para ellos que una dieta rica en vitaminas, minerales, proteína, carbohidratos, grasa saludables, es decir una dieta equilibrada y completa, rica en antioxidantes, omegas, fibra, calcio, vitamina D, zinc y hierro.

Por ejemplo, el omega-3 DHA es uno de los nutrientes que desempeñan un papel importante en el desarrollo y en las funciones cerebrales, especialmente en el aprendizaje y la memoria, no olvides introducir alimentos ricos en omegas como; pescado, aguacate, semillas, salmón, aceite de oliva, entre otros.

El calcio es necesario para la mineralización y el mantenimiento adecuado de los huesos en crecimiento de tu hijo, se recomienda de 500mg/día en los niños de 1 a 3 años, mientras de 800mg/día en niños de 4 a 8 años. No olvides incluir alimentos ricos en calcio como; almendras, leche orgánica (en caso de ser bien tolerada), kéfir, brócoli, espárragos, semillas de hemp y cacao.

Se sabe bien que por el simple hecho de que tengan descendencia mexicana, nuestros hijos corren mayor riesgo de tener deficiencia de hierro, agrega alimentos ricos en hierro como; espinacas, vegetales color verde, carne de res, semillas de calabaza y quinoa.

Todos los alimentos que te mencione antes, intenten introducirlos a la dieta de sus pequeños por medio de las siguientes recomendaciones:

  • Dar alimentos que le sean familiares, si ve que lo estas consumiendo el comenzara a consumirlo.
  • Cada nuevo alimento que incorpores a su dieta, debe darse gradualmente, prefiriendo los alimentos solos a que combinarlos porque así los reconocerán fácilmente.
  • Ofrécele alimentos en trozos pequeños, de esta manera será más fácil utilizar la cuchara y el tenedor y desarrollar independencia para comer.
  • Deben evitarse alimentos muy condimentados, esto puede provocar una distorsión en los sabores.
  • Si no le gustó un alimento, no te des por vencida, dale otra oportunidad a ese alimento, pero en diferente presentación, recuerda que ellos se basan en la texturas y colores de los alimentos.
  • Brinda las comidas en un ambiente familiar tranquilo y de cariño.

Fuente: El Heraldo – México/02 mayo 2020