Perú: 4 razones para comer pescado en la dieta semanal

Perú: 4 razones para comer pescado en la dieta semanal

El Perú es uno de los países de mayor consumo de pescado por persona en América Latina, según datos de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación (FAO). En los últimos años, gracias al trabajo realizado por el sector público y privado, las familias peruanas han incrementado el consumo principalmente de los peces azules como el bonito, la caballa y el jurel, que son los más beneficiosos para mantener una buena salud.

A pesar de este esfuerzo, el trabajo debe continuar y por ello desde la Sociedad Nacional de Pesquería (SNP) queremos brindar a los peruanos y peruanas cuatro razones para animarse a consumir pescado con regularidad en su dieta semanal:

1. Cicatriza heridas

Aunque la creencia popular diga lo contrario, las investigaciones científicas han demostrado que el pescado es una rica fuente de proteínas esenciales para la reparación y regeneración de tejidos cuando estos han sido dañados. Además, la carne de pescado es muy digerible y ayuda a recuperar la digestión de un paciente operado.

2. Protege la vista

Una dieta rica en omega 3 proveniente del pescado azul, reduce el riesgo de padecer degeneración macular relacionada con la edad. Esta condición hace que la retina del ojo se dañe. Asimismo, el consumo de pescado durante el embarazo es clave para el desarrollo de la vista en los bebés ya que a partir del tercer trimestre del embarazo, el Omega 3 se deposita en la retina.

3. Mejora la capacidad intelectual

Los pescados azules son un componente estructural clave de la membrana de las células encefálicas. Algunos estudios demuestran que la deficiencia de Omega 3 en la dieta, influye en la disminución de la capacidad intelectual en niños. En la etapa adulta también ayuda al funcionamiento del cerebro para a tener una buena memoria.

4. Previene la artritis reumatoide

Esta enfermedad aparece cuando el sistema inmunológico ataca los tejidos propios del cuerpo, en especial el sinovio, membrana delgada que recubre las articulaciones. Esto genera inflamación articular, dolor y posible daño en las articulaciones. Sin embargo, los ácidos grasos del Omega 3 generan que se reduzca esta inflamación. Es por ello que, se recomienda su consumo, pues se ha demostrado que disminuye hasta en 50% las posibilidades de padecer esta enfermedad en la edad adulta, sobre todo en las mujeres.

 

Fuente: https://vital.rpp.pe

17 de Junio 2019