Más de la mitad de los escolares chilenos tiene sobrepeso u obesidad

Más de la mitad de los escolares chilenos tiene sobrepeso u obesidad

Las cifras más preocupantes se dan en quinto básico, con 60% en la suma de ambas categorías.

El 50 por ciento de los estudiantes afirmó que las condiciones del aumento se debe a la influencia de los padres.

Los resultados de un estudio sobre obesidad infantil que realizó el Ministerio de Salud sobre alumnos de distintos niveles escolares son preocupantes: el 51,7 por ciento -de un millón de encuestados- presenta sobrepeso u obesidad, por encima de lo estimado por la Organización de Cooperación de Desarrollo Económico (OCDE) para nuestro país.

La situación más seria se da entre los menores que están cursando quinto básico, donde el 32,4 por ciento registra sobrepeso y el 27,7 por ciento con obesidad.

Lo alumnos de kinder y primero básico exhiben 26 por ciento sobrepeso y 24 por ciento obesidad, mientras que en primero medio los números son más favorables, pues sólo hay 14,7 por ciento de obesidad, pero el 31 por ciento tiene sobrepeso.

El director de Junaeb, Jaime Tohá, comentó que “los niños se están nutriendo de manera excesiva en ciertos componentes, especialmente en calorías y en grasas”.

El funcionario apuntó, como causas, al “acceso de la población a esta alimentación”, pero también a “la falta información y falta de educación en la materia, que han llevado a que hoy tengamos esta situación”.

“Existen datos muy diferenciados en distintas edades, sexos y también datos muy diferentes en distintas zonas geográficas. O sea, una de las primeras cosas que tenemos que evaluar es que las políticas públicas tienen que ser diferenciadas”, agregó Tohá.

Influencia paterna

De todas maneras, no basta sólo con entregar alimentación sana al interior de los colegios, sino que se debe coordinar con el sistema de salud pública para evitar que este aumento se propague en los menores una vez siendo adultos.

El presidente del Colegio de Nutricionistas, Paolo Castro, expresó que “hay más de 70 nutricionistas para más de dos millones y medio de raciones”, y el Ministerio de Salud se debería buscar una solución para este problema.

En tanto, Fernando González, de la comisión de Infancia del Colegio Médico, destacó que “se ha hecho un tremendo esfuerzo por entregar la información a los padres para que tomen la decisión informada respecto a qué tipo de comida llega a la mesa de la casa”.

El especialista, sin embargo, aclaró que “una cosa es que tenga el sello y saber que lo que estoy comiendo no es lo mejor, pero otra cosa es tener otras alternativas a igual precio o precios similares. Cuando hablamos de la libertad de decisión, eso está totalmente condicionado y por eso la obesidad se concentra en los grupos de mayor vulnerabilidad”.

Más del 50 por ciento de los estudiantes afirmó que las condiciones de sobrepeso u obesidad se deben, en gran parte a la influencia de los padres, y estiman que no es un problema a revertir.