Siete países quieren proponer a la ONU la aplicación de impuestos a ciertos alimentos

Siete países quieren proponer a la ONU la aplicación de impuestos a ciertos alimentos

Los siete países de la iniciativa  “Foreign Policy and Global Health” han elaborado una propuesta de resolución que exhorta a los Estados miembros a “adoptar políticas fiscales y regulatorias que disuadan del consumo de ciertos alimentos como la sal, el azúcar o las grasas por no ser adecuados para la salud”. La propuesta será discutida durante una serie de negociaciones para intentar alcanzar una posición común antes del 14 de diciembre próximo, fecha de la última

convocatoria del año para la segunda comisión de la Asamblea General de la ONU en Nueva York.

La organización agraria italiana Codiretti está muy preocupada por esta iniciativa, ya que muchos alimentos europeos corren el riesgo de ser injustamente difamados por sistemas de etiquetado engañosos y políticas fiscales que sostienen modelos alimentarios equivocados.

Se trata de una iniciativa promovida por Brasil, Francia, Indonesia, Noruega, Senegal, Sudáfrica y Tailandia, que contradice el documento aprobado el pasado 27 de septiembre en el Tercer Foro de alto nivel de las Naciones Unidas sobre las enfermedades no transmisibles. En dicho documento, gracias a la presión de países como Italia, no han sido mencionados instrumentos disuasorios sobre alimentos y bebidas.

Coldirettti señala que se trata de un nuevo ataque contra los alimentos que contienen azúcar, grasas y sal, consistentes en la colocación de etiquetas nutricionales y en la reformulación de las recetas, en base a un modelo de alimentación artificial, inspirados en las multinacionales que pone en peligro el futuro de los productos de la tradición milenaria. Insiste en que no hay alimentos buenos ni alimentos malos, sino que es la dieta la que puede ser más o menos sana.

Advierte del riesgo que se corre con etiquetados del tipo semáforo o Nutriscore, ya que una bebida con edulcorante en lugar de con azúcar tendría luz verde, mientras que se penalizaría con luz roja a los quesos, embutidos, aceite de oliva etc., según recoge el Boletín Exterior del Mapa.

Global Health and Foreign Policy es una iniciativa lanzada en septiembre de 2006 en Nueva York por los Ministros de Asuntos Exteriores de Brasil, Francia, Indonesia, Noruega, Senegal, Sudáfrica y Tailandia. Su objetivo es que la sanidad global esté en la agenda internacional.

 

Fuente: Agrodigital

26 de Noviembre 2018.