Singapur: Científicos descubren eficaz conservante de orígen vegetal que contiene flavonoides

Singapur: Científicos descubren eficaz conservante de orígen vegetal que contiene flavonoides

Un equipo de científicos de la Universidad Tecnológica de Nanyang (NTU), en Singapur, ha descubierto un conservante de origen vegetal para alimentos que es más eficaz que los conservantes naturales.

Este conservante orgánico contiene unas sustancias naturales conocidas como “flavonoides”, un grupo de fitonutrientes presente en la mayoría de las frutas y hortalizas. Los flavonoides creados por los científicos de la NTU tienen fuertes propiedades antimicrobianas y antioxidantes, dos características fundamentales de los conservantes que impiden el crecimiento bacteriano y mantienen los alimentos más frescos durante más tiempo.

En las pruebas llevadas a cabo en muestras de carne y zumo de frutas, el conservante natural las mantuvo frescas dos días sin refrigeración, en comparación con los conservantes artificiales comerciales.

El experimento se hizo a temperatura ambiente (unos 23 grados centígrados), a la que otras muestras de alimentos con conservantes artificiales sucumbieron a la contaminación en seis horas.

El equipo de investigación de la NTU está dirigido por el profesor William Chen, director del programa de Ciencia y Tecnología de los Alimentos de la universidad. El equipo ya está en conversaciones con multinacionales para seguir desarrollando el nuevo conservante.

Los hallazgos del equipo se publicaron el mes pasado en la revista científica Food Chemistry, una de las tres publicaciones principales de investigaciones científicas relacionadas con los alimentos.

El profesor Chen comenta: “El conservante de alimentos orgánico se deriva de plantas y está producido a partir de microbios de calidad alimentaria, lo que significa que es cien por cien natural. También es más eficaz que los conservantes artificiales y no necesita ningún procesamiento más para mantener frescos los alimentos.

“Esto podría abrir nuevas puertas en tecnologías de conservación de alimentos, pues ofrece una solución de bajo coste para las industrias, lo cual, a su vez, podría impulsar un sistema sostenible de producción de alimentos que sean más sanos y se mantengan frescos más tiempo”.

 

Fuente: freshplaza.es

Agosto 2018