Estudio señala que el yoga ayuda a reducir los índices de obesidad en mujeres jóvenes

Estudio señala que el yoga ayuda a reducir los índices de obesidad en mujeres jóvenes

El Yoga es probablemente una de las prácticas deportivas que más de actualidad está en este momento. Y la realidad es que no nos extraña porque aunque no cure enfermedades – como a veces se ha dado a entender – sí que nos ayuda a sentirnos mejor. No solo nos ayuda a fortalecer nuestro cuerpo, a evitar algunos dolores, o incluso a abrir las caderas después de pasar mucho tiempo sentados sino que podría ayudarnos a mejorar nuestra calidad de vida, especialmente en el caso de las mujeres con obesidad especialmente abdominal.

Al menos eso es lo que sugiere una investigación publicada recientemente. Según estos investigadores, practicar Yoga durante alrededor de 75 minutos tres veces a la semana puede ayudar a reducir la circunferencia abdominal, la circunferencia de la cadera, el volumen abdominal y el IMC, mejorando nuestra calidad de vida, concretamente en mujeres que presentan obesidad central.

Para llevar a cabo esta investigación contaron con 52 participantes que tenían obesidad central. 26 de esas participantes siguieron un plan de práctica de Yoga mientras que las otras 26 mujeres formaron parte de un grupo que recibía guía nutricional. En el caso del grupo que practicaba Yoga, realizaban sesiones de 75 minutos durante tres días a la semana e incluía posturas de Yoga, prácticas de respiración, y relajación guiada. El grupo que recibía consejos de nutrición, realizaban sesiones de 45 minutos de clase un día a la semana. Ambos grupos trabajaron durante 12 semanas.

Después de esas 12 semanas, encontraron que las personas que habían estado dentro del grupo que recibía guía nutricional tenían los triglicéridos y el colesterol más altos que las personas del grupo de Yoga. Ambos grupos mostraban disminución en la circunferencia de la cintura, en la circunferencia de la cadera y en el volumen abdominal. Sin embargo, el grupo que practicaba Yoga mostraba una mayor disminución en dichos índices. Y no solo eso, sino que este grupo también mostraba disminución en el diámetro sagital abdominal, en el colesterol y en el IMC.

Estas mejoras se daban especialmente en mujeres de edad comprendida entre los 30 y los 45 años. El resultado sugiere que tanto la guía nutricional como el Yoga pueden ayudarnos a perder peso y reducir los índices relacionados con la obesidad. Sin embargo, el Yoga podría tener un mayor efecto en esto, pudiendo ayudarnos a mejorar nuestra calidad de vida.

A la hora de valorar estos resultados hay que tener en cuenta que la muestra es muy pequeña y, además, los grupos no fueron realizados aleatoriamente sino que se les dio una u otra opción en base a la conveniencia de los participantes. Esto puede afectar a la validez de los datos por lo que serían necesarias nuevas investigaciones más rigurosas y amplias que puedan confirmar estos resultados.

 

Fuente: https://www.vitonica.com/

5 de Septiembre 2018