Andalucía: Declaran categoría de epidemia a la obesidad infantil y proponen plan para denetenerla

Andalucía: Declaran categoría de epidemia a la obesidad infantil y proponen plan para denetenerla

Begoña Gil, pediatra y responsable del Plan Contra la Obesidad Infantil de la Junta, ha estado en los estudios de Radio Sevilla para desgranar los detalles de este plan que pretende, como fin último, “prevenir una epidemia silenciosa que tendrá muy malas consecuencias: la de los niños obesos o con sobrepeso”. Sigue diciendo Begoña G que, “precisamente esta sociedad en la que es tan fácil coger kilos, luego es la que discrimina y mira mal a los obesos”. Hay que volver a la dieta mediterránea, una manera también de conectar con los alimentos que produce Andalucía:

Escucha audio acá

La directora del plan contra la obesidad infantil nos ha puesto varios ejemplos determinantes a la hora de elaborar la Ley de vida Saludable: los andaluces beben diez litros de refrescos al año más que la media en España y hemos abandonado la dieta mediterránea por los productos industriales con los que nos bombardea la publicidad.

Este problema de salud pública afecta actualmente al 16,6% de la población adulta y al 23% de la infantil. Es la primera vez que una comunidad autónoma regula con el máximo rango normativo la lucha contra la obesidad y los trastornos de la conducta alimentaria en general, con especial atención a la infancia como colectivo prioritario, además de las mujeres embarazadas, las personas mayores y los grupos de población socialmente más desfavorecidos.

El objetivo de esta norma es luchar de manera prioritaria contra el incremento de obesidad en la población andaluza, un problema de salud pública que afecta al 18,7 por ciento de las personas adultas y al 22,5 de los menores en Andalucía.

Así, la nueva norma reconocerá, como derecho de la población andaluza, la información, el conocimiento, la promoción, la prevención y la participación en todas las actividades de salud pública tendentes a alcanzar y mantener una alimentación saludable y equilibrada, una actividad física satisfactoria y un entorno físico y psicosocial saludable.

En este sentido, será un derecho el acceso al agua potable de manera gratuita, por ejemplo:

Los bares y restaurantes deberán ofrecer a los clientes un recipiente con agua y vasos, de forma gratuita y complementaria a la oferta del establecimiento. También tienen que disponer de menús saludables y de diferentes tamaños de raciones en los establecimientos de restauración; tener alternativas de adquisición de alimentos frescos y perecederos en cantidades de peso o unidades adaptadas a la composición de las unidades familiares; o disponer de aparcamiento de bicicletas en los lugares de trabajo de con más de 50 trabajadores o, en su defecto, en las inmediaciones, y según determinen los instrumentos de planificación de movilidad.

Asimismo, tanto para las personas que padecen obesidad o trastornos de la conducta alimentaria, se reconoce el derecho a una atención sanitaria integral y continuada, a la vez que tienen derecho al pleno respeto a su dignidad personal y a la no discriminación social, laboral o sanitaria por razón de su problema de salud.

Las personas menores de edad tendrán una consideración preferente y prioritaria en todas las actuaciones de las administraciones públicas para garantizar estos derechos.

Para garantizar estos derechos, se establecen medidas que se incluirán en el Plan Andaluz para la Promoción de la Actividad Física y la Alimentación Saludable, y que se extenderán a los centros educativos, a las universidades andaluzas, a los espacios de ocio infantil y juvenil, a las empresas, a los establecimientos de restauración y a los centros de personas mayores y personas con discapacidad.

De igual modo, se promoverá la movilidad y el transporte activo y los entornos y espacios saludables, tanto aquellos que favorecen la realización de ejercicio, jugar, ir en bici o pasear, como los que fomentan la lactancia materna.

 

Fuente: http://cadenaser.com/

10 de Enero 2018