Desnutrición y sobrepeso afectan a gran parte de los niños en Nicaragua

Desnutrición y sobrepeso afectan a gran parte de los niños en Nicaragua

El desarrollo intelectual de los niños está condicionado por el estado nutricional en sus primeros dos años de vida, explica la pediatra Katherine Bradford. “El crecimiento, refiriéndose al tamaño, y la talla de un niño con desnutrición, al final no va a ser recuperado, ya queda con secuelas, queda pequeño. Y el aprendizaje se dificulta un poco, cuesta aprender a leer, a hacer operaciones matemáticas, todo eso se le puede dificultar”, señala la doctora.

A nivel nacional, los niños de 0 a 2 años son los principales afectados por los tres tipos de desnutrición: aguda (7%), global (5.8%) y crónica (13.4%), según las estadísticas del Censo Nutricional del Ministerio de Salud (Minsa), realizado entre febrero y abril de este año.

Nicaragua tiene un problema de peso

De acuerdo con este censo, aplicado al 85.5% de la población total estimada por el Instituto Nacional de Información y Desarrollo (Inide), la desnutrición aguda también afecta al 12.8% de niños y niñas menores de 5 años, y al 10.1%  de los menores de entre 5 y 6 años de edad. La investigación también detalló que la mayoría de casos de desnutrición fueron reportados en las ciudades de Bilwi, Jinotega y Chinandega.

Bradford afirma que, en la mayoría de los casos, la causa de la desnutrición en los niños menores de dos años está relacionada con las malas prácticas en la lactación durante los primeros seis meses de vida. “Se podría prevenir con la lactancia materna principalmente, esto va a garantizar un buen desarrollo”, señala Bradford.

El otro extremo 

La doctora Ivania González, especialista en gastroenterología y nutrición pediátrica, asegura que en la práctica clínica hay un aumento del otro extremo: el sobrepeso, una problemática ligada a los malos hábitos alimenticios y la falta de ejercicio.

González afirma que esta malnutrición ocurre “sobre todo porque los niños están incluyendo en su alimentación las bebidas muy azucaradas y hay menos actividad física”.

En comparación con las estadísticas registradas en el Censo Nutricional de entre 2014 y 2015, la desnutrición en sus tres etapas se ha disminuido, mientras que el único problema de malnutrición que ha aumentado es el sobrepeso, en especial en niños menores de 2 años.

Según este censo, el sobrepeso afecta al 10.5% de los menores de dos años, mientras que un 5.3% de este segmento ya padece de obesidad a esta edad. La mayoría de casos fueron reportados por las sedes del Minsa en Managua, Rivas, Carazo, Chontales, Zelaya Central, Granada, Bilwi y el Caribe Sur.

Los niños con sobrepeso y obesos tienen mayor probabilidad de continuar siéndolo al llegar a la etapa adulta, además de desarrollar enfermedades relacionadas al estilo de vida como la diabetes y deficiencias cardíacas a temprana edad, advierte la OMS.

Los menores de 5 años, especialmente los varones, son los más afectados por ambos problemas de nutrición, según los resultados del estudio.

Otros factores de desnutrición

DESARROLLO. El peso del niño al momento del nacimiento, las medidas de higiene que tomen en cuenta los padres de familia y la alimentación complementaria que se le ofrecerá al niño antes de cumplir los dos años son factores que también influirán en el estado nutricional de los pequeños, subraya la doctora Ivania González, especialista en gastroenterología y nutrición pediátrica.

“Muchas veces el paciente ya nace con una restricción de crecimiento y de peso en útero, y eso indudablemente va a repercutir en la ganancia de peso que él va a tener en el primer año de vida”, apunta González.

La especialista subraya que los padres de familia deben tener en cuenta las medidas de higiene en la alimentación de los hijos, para evitar las enfermedades recurrentes como la diarrea y neumonía, las más comunes a esa edad. González añade que cuando el niño se enferma, deja de ganar peso y le toma tiempo recuperarlo, lo que podría contribuir a un estado de déficit nutricional.

Para ver las cifras, ingrese aquí